Templos y Retiros de la Hermandad Blanca

Conoce acerca de los Templos y Retiros y, los servicios que prestan a la humanidad

Los Retiros y Santuarios de la Gran Hermandad Blanca son estos "focos" concentrados de energía calificada para bendecir la vida de una manera específica. Estos "focos" o Llamas son mantenidos en ubicaciones santificadas.

Al determinar con suma anticipación un requisito específico que será aparente en una era que todavía no ha nacido de la matriz del tiempo, Grandes Seres se ofrecen a atraer y concentrar dicha Cualidad a través de su propia Esencia de Vida, y a prepararse para el día y la hora en que la humanidad clamará por ese don de Fuerza Espiritual.

De esta manera, cada Virtud Divina viene a la Tierra anclada a través del corazón de algún espíritu voluntario, quien escoge entretejer Su esencia y sustancia dentro de la sustancia mental, emocional, etérica y física de las evoluciones que utilizan la Tierra como salón de clase en el sendero de la vida. Luego, a través de las edades, otros, sintiendo la presencia de esa Llama (virtud), escogen darle su propia vida. Es así como la Llama se hace más fuerte y poderosa en su actividad irradiante para bendición de todos.

Los Hermanos y Hermanas de estos Retiros magnetizan la vida primigenia, la califican con la radiación (Virtud) que su Retiro ha ofrecido a canalizar dentro de los cuerpos mental, emocional, etérico y físico de la humanidad. Ellos también irradian conscientemente esa energía calificada para bendecir la raza, y así como la radiación del sol físico calienta, ilumina y sostiene nuestro planeta Tierra y nuestro universo, asimismo estos focos espirituales particulares conforman centros irradiantes de definidas y específicas Cualidades de Dios que son beneficiosas para el despertar espiritual y desarrollo de la Naturaleza Divina en la humanidad.

 

¿Por qué es importante conocer los Retiros de los Maestros Ascendidos?

En el Diario de “El Puente a la Libertad”, el MaháChohán explica: "Humildemente he sido responsable de abrir los focos de los Maestros Ascendidos a la conciencia externa de la humanidad. Mía también es la responsabilidad de velar porque los chelas que derivan provecho de esta Dispensación, utilicen este privilegio para traer de vuelta con ellos a sus propias esferas de influencia, la radiación y voluntad de servir doquiera que estén viviendo actualmente en la superficie del planeta."

Añade el Maestro El Morya: "Un 'libro de cuentos' es muy ameno para relajar una mente cansada (refiriéndose a las descripciones de los Retiros), pero el objetivo principal de abrir los Retiros e invitar allí la conciencia de los estudiantes (revelando una pequeña parte de las actividades que están teniendo lugar en Su interior) es el de aumentar la riqueza espiritual de la corriente de vida individual así como también la de todas las evoluciones que están utilizando actualmente el planeta Tierra como su hogar."

En conclusión, los Maestros nos revelan que las visitas a los Templos y Retiros de los Maestros Ascendidos aumentan nuestros campos de fuerza (personales y grupales) en Poder y eficacia.

 

¿Cómo puedo visitar los  retiros de los Maestros Ascendidos?

La ubicación exacta de estos Focos de Luz donde se atrae, intensifica y sostiene como centros irradiantes de una fuerza inspiradora y protectora, no puede revelarse a la conciencia dormida de la humanidad por razones obvias. Sin embargo, a gente sincera y bien motivada —que está ansiosa por ponerse a los pies de los Maestros, y a cooperar voluntariamente con Su Obra— se le permite, mediante invitaciones espirituales, visitar en conciencia (sino en cuerpo de carne) a estos bellos Retiros, Santuarios y Hogares.

La CONCIENCIA es una maravillosa manera de viajar, ya que ni la mente ni el corazón están atados por el tirón de gravedad del cuerpo físico; y cuando un individuo abre su conciencia a la descripción, actividad y realidad de los Retiros, ha logrado —dentro de sí— el medio y la manera mediante los cuales podrá volar "sobre las alas del pensamiento" en cualquier momento, a los hospitalarios hogares de los Maestros.

Una vez allí, absorberá la Fortaleza, la Belleza, la Sabiduría y la Comprensión que conforma la radiación del Santo Sitio. Regresará a su propia órbita lleno con la Luz de la Verdad, más capaz de realizar su propio destino individual, así como también ser un cotrabajador activo e inteligente con la obra actual de los Maestros.

La descripción que se hace de los Retiros se hace con el propósito de "guiar su mente y corazón" a lo largo del camino, y luego podrán ustedes regresar una y otra vez a estos Retiros, siguiendo el sendero que, con todo amor, se les ha delineado para llevarlos allá, para su propia experiencia individual.

Cuando están en un período de contemplación de algún foco de Maestro Ascendido, deben asegurarse de que su cuerpo físico no será perturbado, ya que ese estremecimiento a sus cuatro cuerpos inferiores, trayendo su conciencia violentamente de vuelta a su órbita natural, es un impedimento a la bendición espiritual natural que de otra manera recibirían.

 

Pasos para visitar los Retiros de los Maestros en Conciencia:

Determina dónde quieres ir. Alimenta la mente externa mediante la lectura al respecto, y mediante la contemplación de la esfera o ubicación que habrá de ser tu meta, hasta que puedas cerrar los ojos y visualizar tu objetivo. La Presencia de Dios y Sus Mensajeros constituyen tu brújula y mapas. Tu mente es como la vela de un navío.

Decídete, a través de tus sentimientos, a llegar a tu destino. Tu mundo emocional es como el viento que hincha las velas. Utiliza también tus sentimientos para generar júbilo y anticipación por tu viaje.

 

Relájate y deja que Dios, a través de ti, haga el trabajo. Los viajes espirituales y ejercicios deben ser un modo de relajación y gozo, y debe entrarse a ellos sin tensión mental, restricciones ni la incertidumbre acompañante ya sea de tu habilidad para hacer el viaje o de retener los beneficios recibidos de tal. Ten la seguridad de que más del 80% de los beneficios para el alma que se desenvuelve, así como la retentiva mental de tu experiencia, vendrá con el tiempo.

 

Utiliza los resultados de tu experiencia en tu vida diaria. Traducir la Visión y la Verdad a la Acción es, verdaderamente, servir el propósito de Dios. También, el balance que ustedes devuelven a la vida por cualquier expansión de conciencia, determina cuánto recibirán en su próxima visita a los Mundos Espirituales.                        "Diario de “El Puente a la Libertad” — El Morya", vol 1.

¿Qué son los Retiros de los Maestros Ascendidos?

Jerarcas

Sus Jerarcas son el amado Maestro Jesús y la amada Madre María.

Ubicación

Está localizado en el ámbito etérico sobre Tierra Santa.

Historia del Retiro

La Llama de la Resurrección fue inicialmente atraída a la atmósfera del planeta Tierra por el gran Krishna, quien al ver que las sombras de los pensamientos y sentimientos humanos tomaban forma en la conciencia del hombre, supo que el fruto de esa semilla sería la enfermedad, desintegración y descomposición; y más aún, supo que sería menester proveer algún medio de restauración para estos hijos caídos de Dios, en caso de que desearan regresar a su estado Divino natural.

Cuando un gran ser solicita al Corazón de la Creación, el privilegio y honor de encarnar alguna Cualidad Divina con Su inteligencia vital individual, debe tomar el voto de permanecer como la presencia Guardiana de esa Llama, renunciando a su liberación y descarga jubilosa dentro de los Ámbitos Superiores, hasta que algún espíritu voluntario desde la raza a la cual Él sirve escoja relevarlo de Su Fideicomiso y convertirse en esa presencia guardiana en su lugar.

De esta manera, no es a la ligera que Grandes Seres solicitan exilio voluntario de la paz, de la gloria celestial, para custodiar y sostener un Foco de Luz sobre el cual la humanidad puede girar en su hora de necesidad, especialmente cuando, durante incontables centurias de tiempo, ni siquiera un solicitante de la raza pide la radiación beneficiosa de esa Llama o muestra un interés pasajero en su presencia y en el regalo que dicha Llama trae para liberar la Vida.

Sin embargo, a través de las centurias, los grandes MaháChohanes de cada era han aprovechado el tremendo poder de la Llama de la Resurrección para llevar el Reino de la Naturaleza a una nueva vida cada primavera, y los constructores de la forma han utilizado los poderes de la Llama de la Resurrección al crear nuevos templos o cuerpos para las almas evolucionantes de la humanidad.

El amado Maestro Jesús y su madre, María, solicitaron al gran Padre de Luz el privilegio y la oportunidad de relevar al anterior guardián de la Llama de la Resurrección, ofreciéndose a ocupar su lugar y a permanecer como sus guardianes  hasta que algunos otros hijos e hijas de la Tierra encontraran dentro de su propia luz del corazón asumir este maravilloso servicio.

A fin de ser investidos con el poder y la autoridad de custodiar una Llama Cósmica, la presencia de la cual es esencial para la redención y liberación de una evolución, el ser espiritual que hace la solicitud debe atraer esa Llama en su plenitud a través de sus propios cuerpos. El Maestro Jesús se ofreció a presentar este servicio al cierre de Su misión en Judea.

Con la ayuda del actual MaháChohán, cuyo servicio Cósmico y momentum están incorporados en el pleno poder de la Llama de la Resurrección, Jesús fue capacitado para demostrar el poder dentro de esa Llama al restaurar el cuerpo a la vida y el espíritu a la inmortalidad. Fue investido entonces por la Ley Cósmica, con el poder y la autoridad -junto con la amada María- para custodiar y sostener la Llama de la Resurrección desde dentro de este templo, en el cual prestan ellos este servicio hasta el día de hoy.

 

Cuál es el servicio o actividad del Templo de la Resurrección

El propósito de este foco es el de continuar vertiendo en las conciencias emocional, mental, etérica y física de todas las evoluciones que pertenecen al planeta Tierra, la realidad del poder propiamente dicho de la resurrección que yace dentro de la vida misma.

 

Al igual que todos los talentos y virtudes, puede darse una inversión del uso del poder de la resurrección. El hombre lo utiliza a menudo para resucitar memorias de naturaleza desagradable y experiencias que hace rato tuvieron lugar -las cuales deberían haber sido perdonadas y olvidadas por completo- causando, así, aflicciones a sí y a otros.

 

En el Templo de la Resurrección, al hombre se le enseña a utilizar el poder de la resurrección únicamente para traer a la vida el Plan Divino para sí y para aquellos que él tiene el privilegio de influenciar.

 

Resucitar quiere decir "traer de vuelta a la vida aquello que está aparentemente muerto, devolver la entereza y renovar aquello que temporalmente se ha tornado imperfecto". La humanidad es testigo de esta resurrección por todo el Reino de la Naturaleza cada primavera. Los Santos Seres que custodian la Llama de la Resurrección han decretado que la humanidad también se "sintonizará" con esta Llama de la Resurrección, y que conscientemente resucitará la perfección que yace durmiente en la mayoría de los seres humanos.

El amado Maestro Jesús se empeñó en mostrarle a la humanidad que lo que la Naturaleza puede hacer... ¡también puede hacer el hombre! De allí que sometiera su santo e inmaculado cuerpo a la susodicha "muerte" y luego, mediante la invocación de esta Llama de la Resurrección, trajera la vida de vuelta a ese mismo cuerpo como un ejemplo a toda la humanidad de que lo que una flor, un arbusto o un árbol puede hacer, también pueden hacerlo miembros de la raza humana.

En su mayoría, los seres humanos han aceptado la resurrección de Jesús como un "milagro" posible únicamente para Él, y no ha aprovechado el uso de la Llama de la Resurrección para restaurar sus propios vehículos a la perfección, en vez de someterse a la enfermedad, a la desintegración, a la descomposición, y finalmente a la susodicha "muerte". Sin embargo, para mantener con vida el sentimiento del poder de la resurrección en la conciencia de la humanidad no-ascendida, el amado Jesús y la Madre María ahora envían continuamente a la atmósfera de la Tierra desde este Templo, esa radiación victoriosa, restauradora y elevadora.

 

Características del Templo de la Resurrección

Llama sostenida en el Retiro: La Llama de la Resurrección.

Color de la Llama: Madreperla.

Hermandad: Hermanos y Hermanas de la Resurrección.

La actividad de la Llama de la Resurrección es el aceleramiento de la acción vibratoria de la Luz de Vida dentro de las células del cuerpo, permitiendo que la Luz interna desplace la apariencia de limitación y se yerga revelada en la "gloria que tuvo con el Padre, antes de que el mundo existiera". La sustancia de la Llama de la Resurrección fluye a través de los cuerpos internos de quienes la inviten, así como de la estructura de carne propiamente dicha.

En contadas instancias, aquellos que han renunciado a la herencia de muerte y descomposición como el "estado natural" de la humanidad, fueron atraídos a los alrededores del Templo de la Resurrección y se les enseñó cómo atraer esa Llama a través de sus cuerpos internos y de su estructura de carne; y estos elegidos se convirtieron en los Hermanos y Hermanas de la Resurrección.

La acción vibratoria de la Llama de la Resurrección es controlada por los Hermanos y Hermanas que habitan en el Templo de Resurrección. Ellos dirigen esa Llama a través de los cuerpos físicos, mentales y emocionales de los neófitos, en respuesta a sus invocaciones individuales pidiendo que Su tremendo poder sea liberado a través de ellos y de otros, al hacer el Llamado.

Cómo cooperar con el Templo de la Resurrección

El Templo de la Resurrección se abre cada año durante treinta días, los cuales se inician con el período de la Semana Santa, que generalmente se celebra durante el mes de abril.

El MaháChohán solicita a los estudiantes que deliberadamente orienten sus conciencias hacia el Templo de la Resurrección durante el período de treinta días en que la Jerarquía Espiritual está presente allí. Incita además, a que los estudiantes traigan de vuelta cada día el sentimiento de Jesucristo Ascendido del poder de la Resurrección.

Dice el MaháChohán: "Utilicen conscientemente este poder de resurrección para restaurar, resucitar y traer a la vida en sus propios mundos individuales, algún requerimiento Divino específico del cual parezca que estén careciendo". Por ende, si lo que se requiere es salud, a los estudiantes se les solicitara que magneticen el poder de la Resurrección a través los cuerpos internos y físico y traten conscientemente de restaurar el ritmo natural y acción vibratoria del Santo Ser Crístico. Si lo que se necesita es suministro, se les pedirá que conscientemente atraigan la Llama de la Resurrección a través de la apariencia de limitación y que se mantengan en ello hasta que el suministro abundante esté al alcance del poder gobernante del individuo.

El uso práctico de estas Llamas puede asistir (y asistirá) a la conciencia que evoluciona.

También, esta afinidad así establecida calificará a ciertas personas a asistir en los diversos Retiros y prepararse para el día en que tales individuos puedan convertirse en los padrinos de los Retiros y Guardianes de la Llama en el mundo de apariencias físicas."

Sensato, entonces, será el chela que dirija su conciencia hacia el Templo de la Resurrección por las noches, con la oración de que pueda recibir algo de la esperanza, del optimismo, del poder resucitador, de los dones generales y bendiciones de esa Llama, trayendo de vuelta a su propia conciencia externa, su hogar, su negocio, su nación y su planeta, un foco de esa Llama, el cual se convertirá en un centro irradiador de resurrección doquiera que se encuentre.

Todo individuo que sinceramente desea superar la enfermedad, la ancianidad, la desintegración y la descomposición es atraído en conciencia hacia el Templo de la Resurrección mientras que su cuerpo físico duerme, por el poder magnético de su propio deseo de lograr lo que Jesús hizo.

 

Descripción del Retiro de la Resurrección

En el Cercano Oriente, brillando en los éteres pulsantes sobre Tierra Santa, se yergue el Templo de la Resurrección, cuya inmortal Llama de Restauración y Resucitación es custodiada y protegida por los bellos Maestros Jesús y María. La Llama de la Resurrección es la esperanza de redención de la raza humana en su totalidad, mediante la cual la sustancia enferma, distorsionada y descompuesta que se ha generado mediante los pensamientos y sentimientos humanos, y que se ha impuesto sobre la pura Energía de Dios de puede ser purificada, transmutada y restaurada a su Naturaleza perfecta y natural.

Este templo es particularmente bello, ya que es el foco de los directores de las fuerzas de la naturaleza, y los bellos elementales que representan los cuatro reinos -fuego, aire, agua y tierra- juegan en la atmósfera y aura de este Templo en todo momento. La radiación del Templo de la Resurrección es como un glorioso arco iris de colores, y la visita al mismo por esos Seres Divinos interesados en desarrollar la capacidad de resucitar el Plan Divino en esta Tierra, contribuye a Su gran belleza y luz.

El Templo de la Resurrección fue creado con una sustancia que se parece a la "madreperla" y tiene un diseño circular. Está compuesto de siete corredores circulares alrededor del altar central donde arde la Llama de la Resurrección. Los corredores del Templo de la Llama de la Resurrección están poblados de ángeles, de los cuerpos sutiles de algunos seres no-ascendidos y elementales, así como también por los Maestros que han escogido custodiar y desarrollar a aquellos que, por su mera presencia aquí, han indicado su interés en el poder de la resurrección y desean tener la asistencia de su radiación.

Desde el corazón del templo, donde pulsa la Llama Blanca de la Resurrección como un gran lirio blanco, los ángeles, devas y las huestes querúbica y seráfica de la Resurrección están constantemente absorbiendo esta sustancia dentro de sí, y luego barriendo hacia afuera, bajo la dirección de los Maestros que están a cargo de dirigir los Rayos de Luz. Cada uno de los siete corredores circulares recibe parte de la radiación de la Llama, misericordiosamente reducida de manera tal manera que Su luz y esencia pueda ser absorbida y digerida por los seres que sirven en esa esfera de actividad.

En cada uno de tales corredores, un Maestro de Sabiduría instruye a un grupo de chelas, quienes están comprometidos en el servicio de aprender cómo atraer esta Llama y proyectarla hacia un objetivo dado, sosteniendo el rayo de su atención como el canal y guía a lo largo del cual la Luz fluye al interior de iglesias, santuarios, hospitales, hogares y corazones humanos. Otros Grandes Maestros, oriundos del Ámbito de los Maestros Ascendidos, a menudo disertan con seres no-ascendidos en estos corredores (atraídos a ellos y a este sitio en conciencia mientras que el cuerpo físico duerme), ayudándolos a aceptar en sus sentimientos el poder y uso práctico de la Llama de la Resurrección, con la esperanza de que al retornar al mundo exterior, lleven ellos la suficiente convicción del poder de la resurrección a sus propias esferas de influencia.

Uno de los corredores está dedicado enteramente a dirigir la Llama de la Resurrección al ámbito etérico y a través de los cuerpos etéricos de quienes hayan solicitado - mediante la llama de sus propios corazones - la purificación de sus propios registros etéricos.

Los Hermanos y Hermanas que dirigen la Llama, en Su vibración etérica, responden instantáneamente a los llamados que chelas conscientes les hacen:

Pidiendo la disolución y purificación de registros etéricos de naciones, continentes, viejos castillos y lugares donde grandes males e injusticias han tenido lugar.

En otro recinto circular, con la cooperación voluntaria de la Hueste Angélica, los Hermanos y Hermanas dirigen la Llama (con la asistencia del Maestro que los guía) al ámbito síquico y astral, prestando una tremenda asistencia en la disolución de las acumulaciones masivas de discordia las cuales se manifiestan como enfermedades de mente y cuerpo.

También desde este recinto se dirigen los Rayos en respuesta a los llamados y oraciones por los susodichos "muertos", y el poder purificador de estos Rayos hace mucho por asistir a los espíritus "apegados a la tierra" a elevarse a las Octavas de Luz y entrar a salones de clase de empeños espirituales, lo cual los capacitara para regresar en cuerpos de mayor pureza y luz y, así, avanzar más rápidamente en la realización de su Plan Divino.

Desde otro de estos grandes salones circulares, los Hermanos y Hermanas dirigen la Llama a través del vasto mar del ámbito emocional y a través de los mundos de deseo de quienes desean elevarse por encima de las pasiones de los sentidos, sublimando las lujurias de la personalidad y reemplazándolas por el "hambre y sed de justicia".

 

Desde aún otro salón, los directores de los Rayos de Luz vierten la Llama dentro de la acción vibratoria de los cuerpos mentales de la raza, los cuales, debido a la tremenda acumulación de pensamientos-forma que llenan la atmósfera y que se incrustan en los cuerpos mentales de la gente, obstaculizan las Directrices Divinas del Ser Superior individual.

En el patio externo del templo se encuentran los Hermanos y Hermanas que dirigen la Llama a través de la estructura física de quienes desean cuerpos que no registren absolutamente ninguna enfermedad. Igualmente desde este patio los Devas de la Naturaleza y los constructores elementales de la forma, bajo la dirección del MaháChohán, supervisan la dirección de las corrientes rítmicas de la Resurrección que proveen las estaciones de crecimiento y cosecha.

El grado de maestría y luz logrado por cada hermano y hermana que pertenece a este templo, determina que tanto podrán ellos acercarse al santuario central, ya que el poder de esta Llama es tal que únicamente Seres Ascendidos pueden estar en Su presencia. Sin embargo, muchos chelas y neófitos ocupan las cámaras externas y gradualmente - mediante la proximidad y aplicaciones individuales- se auto-preparan para aproximarse cada vez más al centro-corazón, donde habita la Llama enfocada.

Al mismo tiempo que estos pupilos están acostumbrando sus cuerpos y conciencias a la Llama de la Resurrección, también están sirviendo. La Ley Cósmica no permite recibir una asistencia más que ordinaria sin dar un balance de servicio impersonal. Es así como en cada uno de estos corredores, bajo la dirección de su Maestro, los chelas y neófitos están constantemente enviando hacia adelante la Llama y Rayo de la Resurrección a los Reinos de la Naturaleza. Esta asistencia es igualmente enviada a los corazones de quienes han sido señalados por la Guardiana Silenciosa como merecedores de una ayuda más que ordinaria en sus empeños individuales para resucitar lo Divino de entre las acumulaciones del vivir humano a lo largo de los siglos.

A medida que los iniciados y chelas avanzan en pureza -¡y en obras!- son atraídos cada vez más cerca del Templo. Finalmente, reciben el privilegio de pararse dentro de la Llama en sí y, utilizando Su momentum de resucitación, completan la transmutación de su naturaleza humana.

 

¡Entren al Templo de la Resurrección al menos una vez cada veinticuatro horas, báñense en Su Llama, practiquen el uso del poder resucitador que está dentro de su propia vida para restaurar a ustedes la perfección de ser que conocieran con el Padre antes de que el mundo existiera!

¡Acéptenla! ¡Úsenla! Sientan como el poder resucitador de la Divinidad (actualmente quieto dentro de ustedes) se estremece a la acción, y luego permítanle fluir a través de sus vehículos internos, su cuerpo físico, su aura y salir al mundo en que habitan actualmente. ¡Es así como ustedes se convierten en un Templo de la Resurrección en sí mismos!

 

Diario de “El Puente a la Libertad”, Madre María. Páginas 7-11, 14-16, 44-50, 61-63, 106-108.

Templo de la Resurrección
 
 

Jerarca

El Jerarca de Shamballa es llamado el Señor del Mundo, cabeza de la Jerarquía Espiritual para nuestro planeta. Este puesto fue ocupado por Sanat Kumara hasta 1953. Actualmente lo ocupa el Señor Gautama.

Ubicación

En los planos etéricos, sobre el Desierto de Gobi, Mongolia.

 

Historia del Retiro

A los grandes Señores de Amor de Venus se les avisó que su planeta hermano, la Tierra (llamada la Estrella Oscura o el Planeta Sombrío) no podía irradiar la Luz suficiente para asegurarse por cuenta propia un sitio permanente en el sistema solar.

Cuando un planeta ha excedido el tiempo asignado para crecimiento y expansión, y se le encuentra sin un poder auto-generado y auto-sostenido de radiación para el bien, debe ser descartado, y devueltos sus elementos componentes a Lo Amorfo para ser re-polarizados y re-moldeados en una forma más productiva.

En vez de esperar que la Tierra fuera disuelta - dejando así a los millones de almas que estaban evolucionando allí, sin un hogar planetario en el cual trabajar hacia su propia Maestría - el Concejo de Venus se ofreció de voluntario a enviar algunos de sus miembros para llevar y sostener la Luz en la Tierra, hasta que se pudiera educar a suficiente gente de dicho planeta en la Enseñanza de la Llama, y se les pudiera enseñar cómo regular su propia Llama de Vida para que emitieran una Luz constante y sostenida.

La Luz así cultivada en los corazones de los hombres sería, entonces, la "Luz del Mundo", y los grandes visitantes de Venus, habiendo cumplido con Su misión, podrían retornar con Amor -con el mismo Amor que vinieron- a Su Estrella Celestial.

Al ser siempre los mayores los sirvientes de los menores, el mismísimo Señor Cósmico - Sanat Kumara - y tres de Sus Hijos, se ofrecieron para dirigir el grupo de misioneros. Los grandes Kumaras, con treinta voluntarios leales, se prepararon para su descenso a la atmósfera del planeta Tierra, sabiendo muy bien que deberían permanecer allí hasta que la cantidad suficiente de hijos de la Tierra hubieran despertado a la necesidad de la hora, y del Fíat Cósmico de que la Tierra debía emitir más Luz. Luego, estos hijos de la Tierra deberían entrar a los siglos de entrenamiento, auto-control y disciplina requeridos para convertirse en Señores de la Llama de sus propios corazones, y a través de esa Llama, liberar a los grandes Kumaras de Su Servicio de Amor y Luz.

Así, los treinta alumnos de los Kumaras le dijeron adiós a sus familias, a sus hogares y a su planeta. Cada uno fue atado a la rueda de la encarnación, de la experiencia terrena y de la muerte por tanto tiempo como la Tierra necesitara del préstamo de la Luz de Ellos; y ninguno sería liberado hasta que llegara el momento es que la propia Luz de la Tierra fuera suficiente para cumplir con la exigencia de la Ley Cósmica.

La primera tarea de los treinta amorosos seres fue la de preparar un sitio para la llegada de Su Señor. Cuando cada alma hubo sido envuelta por los "lazos del olvido" del magnetismo de la Tierra, y entrado al nacimiento, únicamente su amor ardiente quedaba para iluminarles el camino. No obstante, en aquellos primeros días, antes de que el viaje agotador hubiera opacado el brillo del Fuego Espiritual - a cada uno se le permitió recordar su propósito lo suficiente para encontrarse con sus hermanos peregrinos y unirse en la preparación del hogar para Sanat Kumara en la atmósfera de la Tierra.

El Desierto de Gobi era en aquel entonces un mar interno de color azul zafiro. En el centro de dicho mar se encontraba una bella isla, la cual fue escogida para ubicar allí la Ciudad del Puente - así denominada debido al bello puente de mármol que había sido construido para comunicar la isla con tierra firme, sobre el cual quienes calificaran podrían entrar a los sagrados recintos de la Ciudad. Durante novecientos largos años, esos espíritus voluntarios laboraron para extraer el diseño y patrón de esta Ciudad de Luz desde sus propios cuerpos etéricos, de la Ciudad del Sol en Venus. Rápidamente pasaban de un cuerpo físico a otro, sin descanso espiritual de un reposo celestial, a fin de mantener ininterrumpido el ritmo de construcción. Hordas de salvajes a menudo descendían sobre ellos y diezmaban sus filas. Impertérritos, volvían a regresar en cuerpos nuevos y continuaban con su servicio de Amor.

Finalmente se completó la bella Shamballa, con sus gloriosos templos y el bello puente que habría de ser la maravilla de la Tierra durante los siglos venideros. Así, cuando llegó el momento cósmico de la visitación y Sanat Kumara se paró en la atmósfera superior de la Tierra, rodeado por su corte de Ángeles y Maestros, los constructores de la Ciudad Blanca agradecidamente se arrodillaron ante Su Presencia, serena en el conocimiento de que el magnífico templo estaba listo para Su Santidad.

Sanat Kumara, con los demás Kumaras, descendió con gracia y dignidad. La Inmortal Llama Triple entonces estalló sobre el altar del templo, comenzando así el largo servicio del Señor del Mundo para mantener con vida la Luz Espiritual en los corazones de la humanidad.

Debido a que Sanat Kumara y los Kumaras habían ofrecido a la Ley Cósmica Sus propias auras de Luz para hacerle frente a los requerimientos de la Ley de que la Tierra contribuyera algo de Luz al sistema solar - o, de lo contrario, ser disuelta -, se hizo inmediatamente evidente que era menester instaurar algún medio de entrenamiento para enseñarle a la humanidad cómo expandir su propia chispa de Divinidad; y, con el correr del tiempo, convertirse en Señores de la Llama e iluminar su planeta sin la ayuda de otras estrellas.

A fin de prepararse para este día, Sanat Kumara y Su Concejo en Shamballa establecieron una gran Orden Espiritual de Seres Divinos - conocida como la Gran Hermandad Blanca, cuyos deberes y servicio era interesar, enseñar, guiar y proteger a los hijos de la Tierra; y, eventualmente, atraerlos a la Hermandad y dejarlos asumir los cargos y responsabilidades originalmente ocupados por los seres voluntarios que vinieron desde mundos más evolucionados.

Mediante Su propio gran Amor y radiación, esta Hermandad comenzó a despertar la Luz Espiritual en las almas de algunos pocos miembros de la raza. Estos egos comenzaron a estremecerse del sueño de su alma, y a responder a la Presencia y Llama de Amor de Sanat Kumara. Fue así como nació la Gran Hermandad Blanca.

Cuál es el servicio o actividad del Retiro de Shamballa

Este Templo es hogar del Señor del Mundo, cabeza de la Jerarquía Espiritual del planeta Tierra, y autoridad suprema para la evolución de todos sus pueblos - encarnados y desencarnados en la actualidad.

En enero de cada año, la primera actividad de la Gran Hermandad Blanca consiste en abrir las puertas de Su conciencia a las indicaciones de los Padres-Dioses de este sistema de mundos. Todos se reúnen alrededor del Señor Gautama, al tiempo que Él eleva Su conciencia hacia la Guardiana Silenciosa de este sistema, invocando el descenso del pensamiento-forma que encarnará esa Voluntad durante el próximo ciclo de doce meses.

Cuando la primera campanada del Nuevo Año descarga la esencia vital de vida primigenia a través de la Inmortal Llama Triple centrada en los corazones de todas las inteligencias auto-conscientes, la Gran Hermandad Blanca consagra y dedica esta vida a la realización del Plan Divino. La Guardiana Silenciosa, quien ha recibido en Su conciencia un pensamiento-forma que encarna las indicaciones para la evolución espiritual de la raza, hace descender esa forma dentro de la conciencia elevada del Señor Gautama. Él, a su vez, a través de Sus propios centros desarrollados de pensamiento y sentimientos, reviste la ígnea esencia de dicha forma en los electrones de la esfera en la que mora en la actualidad, bajando así la acción vibratoria de la forma de manera que sea visiblemente exteriorizada y comprensible a todos los miembros de la Gran Hermandad Blanca allí reunidos.

El pensamiento-forma exteriorizado por el Señor Gautama encarna en sí el patrón que cada miembro de la Hermandad podrá utilizar como guía para la dirección de Su propia energía vital durante el ciclo de doce meses. Cada cual está decidido a utilizar este Patrón para llevar Su propio servicio particular al MÁS ALTO desarrollo posible.

Una vez que el Señor Gautama y Su corte espiritual han recibido el Pensamiento-forma para el año, diseñará entonces el progreso de la Gran Hermandad Blanca a través de los doce Retiros, escogidos debido a que su momentum particular ofrecerá la mejor nutrición espiritual posible a los miembros de la Hermandad en sus esfuerzos por exteriorizar el Plan Divino.

El Pensamiento-forma determinará cuáles esfuerzos cooperativos específicos ocuparán las energías combinadas de ángeles, Maestros, Devas y elementales en un año. Los Retiros que pueden amplificar los regalos requeridos, poderes, momentums y talentos de la Hermandad se convierten en los anfitriones escogidos de esta procesión espiritual, la cual culmina con el retorno de todos los Miembros a Shamballa, cada uno con la cosecha de Su propio logro a medida de que el ciclo se acerca a su final, alrededor del 15 de noviembre.

Características del Retiro de Shamballa

Llama sostenida en el Retiro: Asiento de la Inmortal Llama Triple planetaria.

Hermandad: La Gran Hermandad Blanca.

La Cualidad Divina de la Llama es la Actividad Equilibrada de Amor, Sabiduría y Poder.

Cómo cooperar con el Retiro de Shamballa

Al llegar a su final el ciclo de doce meses de cada año, el Señor del Mundo abre las puertas de Shamballa a todos los Espíritus de Dios que estén sirviendo a la Gran Hermandad Blanca en el mundo de la humanidad. Del 15 de noviembre hasta el 15 de diciembre en cada año, los miembros de la Hermandad regresan a Shamballa con la cosecha de Su esencia de vida consagrada, procediendo a colocar dicha cosecha en el altar frente al Señor del Mundo, como regalo de Su servicio en el viñedo espiritual. De esta forma, cada Maestro, ángel, hombre y elemental coloca dentro de la Inmortal Llama Triple de Vida que destella sobre el altar la cosecha de su año de esfuerzo. Los seres no-ascendidos también tienen la oportunidad de presentar la cosecha individual de sus logros durante el año, si así lo desean. Así, la más pequeña contribución añade al tamaño, cualidad y poder de esta Llama.

Descripción del Retiro de Shamballa

Brillando con la Luz Celestial del más puro Amor de Dios, sobre las arenas del Desierto de Gobi, pulsa la Ciudad Santa de Shamballa con sus cúpulas doradas y espirales, emitiendo una Luz de otros ámbitos, más brillante aún que la de nuestro Sol. El ojo interno puede ver claramente Su aureola de brillantes colores, la cual, cual Arcoiris Cósmico, tiñe la atmósfera alta por muchos kilómetros en toda dirección, mezclándose la intensidad de los colores con el azul del cielo en la periferia de su órbita circular.

Al acercarse a la ciudad, el neófito sobre pies silenciosos y protegidos por sandalias siente la presencia de Amor que lo envuelve como un manto, y su sentimiento de gratitud se convierte en el poder impulsador que lleva hacia adelante a su humilde corazón, disfrutando con anticipación el júbilo que permea la gran esfera de influencia de Shamballa.

Cuando los ojos espirituales se acostumbran a la intensidad de la Luz Interna, y la aureola protectora de colores ya no oculta de los peregrinos el corazón de la Ciudad Santa, tenemos el privilegio de contemplar la ciudad etérica de Shamballa, trono del Señor del Mundo; y la vemos tal cual estaba manifiesta en la sustancia física del mundo tridimensional hace incontables centurias.

Un profundo mar azul de puro fuego rodea la ciudad, y la única manera de llegar a ella es un puente de mármol bellamente esculpido que se extiende de un lado a otro de este mar de zafiro, conectando su extremo opuesto la "Ciudad Puente" con la etérica "tierra firme". La ciudad entera con sus blancos minaretes apuntando hacia el cielo, y sus templos de doradas cúpulas, dan la impresión de un gigantesco loto blanco de fuego suspendido en la atmósfera.

Puede verse a muchos peregrinos rumbo a la ciudad, concentrados en sus distintas misiones. De cuando en cuando, aparecen bellos seres que vienen de la ciudad. Las auras de estos Mensajeros Celestiales es radiante más allá de toda descripción. Se nos dice que llevan consigo a los sitios más recónditos del planeta, la Radiación y Bendiciones Espirituales desde esta Ciudad Dorada del Sol.

Al ver el interés que manifestamos, nuestro Maestro guía espera pacientemente, y con un gesto indica que está listo para escoltarnos al Templo del Señor del Mundo. Al poner nuestros pies sobre el puente, la poderosa radiación del mar de fuego azul abajo se hace tan intensa que sólo nos es posible proseguir ejerciendo un esfuerzo supremo de voluntad. El Maestro nos informa que precisamente nuestra habilidad para controlar esta energía constituye nuestro "pasaporte" a la Presencia.

El Amor por el Señor del Mundo llena nuestros corazones, y perdiendo todo pensamiento de sí en esta callada adoración, nos encontramos desplazándonos a lo largo de una bella avenida delineada por árboles, cuya isla central está salpicada de fuentes de colores de arcoiris. Directamente frente a nosotros están los templos centrales, el hogar sagrado del Señor del Mundo.

Este templo se yergue sobre una alta elevación, al cual se llega por escalones de mármol, cuyo ascenso es interrumpido por terrazas de hierba cada doce escalones. Sobre estas terrazas, bellas y variopintas fuentes de agua clara como el cristal vierten su música. Flores de alegres colores bordean los lados, y la paz y belleza de todo el escenario emite una radiación que constituye para el visitante una probada anticipada del paraíso.

Las constantes idas y venidas de los visitantes son testigos silentes de la actividad que tiene lugar en el corazón de este Templo de Amor, y estamos felices de reconocer entre los visitantes e invitados que parten, muchos de los queridos Maestros a quienes hemos llegado a conocer y a amar. Finalmente, llegamos ante la gran puerta del Templo, la cual es de una tremenda altura y su trabajo de filigrana dorada refleja la Luz del Sol Espiritual como un gigantesco espejo.

A un lado de la bella puerta hay un jarrón dorado, y al acercarse cada visitante, se encuentra con que un ramo de sus flores favoritas aparecen allí, por algún tipo de magia celestial. Nosotros no somos la excepción a esta amable regla; y deleitados y felices, cada quien adornado con sus capullos favoritos, entramos al gran salón. Aquí, sobre una mesa ornamental, hay un enorme tazón dorado que contiene un elíxir celestial, del cual se le da a cada visitante en una copa de cristal. Cada uno acepta gustosamente esta muestra de hospitalidad Divina y, sintiéndose refrescados y fortalecidos por ello, esperamos con expectativa gozosa la audiencia con nuestro Rey.

Pronto se abren las grandes puertas de la cámara de audiencia, y seguimos a nuestro Maestro dentro de la Presencia. Con ojos mirando hacia abajo entramos y comparecemos, finalmente, debajo del trono. La presencia de Amor permea cada átomo de nuestro ser; el confort de Su Paz nos envuelve, y elevamos nuestros ojos para contemplarlo. Helo allí sentado, sonriente, amable, gentil, la encarnación de todo lo que algún día nos tocará ser.

Sin pronunciar palabra, absorbemos la Gracias de su Gran Presencia, y se nos hace saber que para eso vino Él al mundo; que nosotros, al contemplar Su Divinidad, tenemos la posibilidad de hacernos como Él y manifestar la Voluntad del Padre que creó a todos Sus hijos con Amor, de acuerdo con el Patrón Divino Uno.

Extasiados y llenos de Amor, contemplamos al Señor Gautama, y sentimos como Su radiación nos penetra y transforma. Nuestro corazón se desborda de Agradecimiento y Amor hacia Sanat Kumara, anterior Señor del Mundo, por Su inmenso Servicio de Amor a nuestro planeta, y hacia toda la Jerarquía Espiritual por darnos la oportunidad de SER y de Servir junto a Dios.

Diario de “El Puente a la Libertad”, El Morya I. Páginas 15-16, 31-35, 76-77, 108-110

Retiro de Shamballa
 

Jerarca

El Señor Confucio

Ubicación

Cordillera del Teton en las Montañas Rocallosas de Wyoming, Estados Unidos.

 

Cuál es el servicio o actividad del Retiro del Royal Teton

La magnífica cordillera del Teton en las Montañas Rocallosas de Wyoming es el Foco del Maestro Ascendido Lanto y Su Hermandad Divina, cuya razón de ser es la de PRECIPITAR a este mundo de la forma todos los Designios de Dios recibidos por Ellos, a través de los chelas receptivos que puedan aceptar estos designios en sus propias conciencias externas.

Los Señores del Karma se reúnen dos veces al año en el Retiro de las Montañas Rocallosas, con el fin de prestarle oídos a los medios y maneras mediante los cuales los Maestros, los ángeles, los elementales y los hombres puedan devolver la Tierra y sus evoluciones acompañantes a la Perfección.

La Hermandad y los chelas (que todavía trabajan en cuerpos terrenales) consideran peticiones, ideas y designios espirituales para purificar la Tierra y elevar su gente a su propio estado Divino natural. Estas ideas son presentadas ante los Señores del Karma y, cuando es factible, éstos le otorgan a los peticionarios (Divinos, humanos, elementales) la oportunidad de desarrollar las ideas-semilla y llevarlas a formas prácticas y trabajables que beneficiarán los planos emocional, mental, etérico y físico. El resultado de las Dádivas y Dispensaciones otorgadas en cónclaves anteriores determinarán en gran medida Su indulgencia y cooperación en cónclaves subsiguientes.

Durante este tiempo, hay un período de reuniones para consejería, y muchos buenos individuos constructivos cuyas energías, talentos, dones y poderes no podían, de por sí, dar la talla para manifestar la realización de los planes ambiciosos que han presentado para su aprobación, son tomados "bajo las alas" de algún padrino (v.g. Ser Cósmico, Maestro Ascendido o Ángel). Este Ser incorpora el plan del estudiante sincero al Suyo, o se ofrecerá para ayudarle a ese estudiante a realizar su propio plan.

Luego, los Señores del Karma, al escudriñar los Cuerpos Causales de los Seres Divinos, de sus chelas y de la humanidad en masa, estudian el pensamiento-forma para el año y la posible asistencia que tales planes puedan brindar al desarrollo del empeño unificado de la Jerarquía Espiritual. Después de tan meticulosa investigación, el Gran Tribunal Kármico otorga o retiene Su consentimiento para desarrollar dicho plan.

  

Características del Retiro del Royal Teton

Llama sostenida en el Retiro: Llama de la Precipitación, color verde chino brillante con radiación dorada.

Hermandad: Actualmente, la Hermandad del Retiro de las Montañas Rocallosas mantiene como su razón de ser, la conciencia sostenida de precipitación del Patrón Divino a través de cada miembro de la raza humana que escoja regresar (en conciencia) a su propia "Presencia YO SOY" individualizada y preguntar: "¿Por qué nací, por qué fui sostenido a lo largo de las eras, alimentado por Dios y por vida elemental, y por qué se me dio la oportunidad hoy día de vivir en la superficie del planeta Tierra?"

La Cualidad Divina de la Llama es intensificar el Poder de la Precipitación, y traer las Ideas Divinas para que se manifiesten en el plano físico en formas prácticas.

Cómo cooperar con el Retiro del Royal Teton

¡Acepten AHORA su oportunidad para entrar en conciencia al Templo de la Precipitación, para sentarse a los pies del amado Lanto y de la Hermandad de este Templo y aprender la Ley de la Precipitación, así como también absorber el sentimiento de reverencia por toda la Vida del Amado Lanto! Luego, esfuércense individualmente y en sus actividades grupales por irradiar tales sentimientos para ayudar a sus prójimos.

Que todos los chelas diligentes vuelvan conscientemente su atención hacia el Retiro de las Montañas Rocallosas todas las noches antes de dormir (y tan a menudo durante el día como sea posible) con el fervoroso sentimiento del corazón y sincero motivo espiritual de ayudar en el gran Servicio Cósmico de Redención de vida mal calificada. Cuando sea posible, los chelas pueden diseñar peticiones y planes, los cuales le son dados a los seres angélicos que aceptan las sugerencias; y si estos planes muestran promesa de asistencia a la humanidad, al chela se le dará la oportunidad de presentarlos a la Hermandad reunida. Si el mismo chela no cuenta con la capacidad de desarrollar estos planes en su totalidad mediante sus propios esfuerzos, a veces un Maestro o Ser Angélico aceptará la responsabilidad de incorporar dichos planes a las actividades de Su Retiro particular o empeño personal.

¡Es verdaderamente una gloriosa OPORTUNIDAD asistir a estos cónclaves, y más aún, participar en ellos! ¡Quedan invitados a hacerlo!

 

Descripción del Retiro del Royal Teton

La magnífica catedral natural que se eleva desde las planicies de la verde campiña de Wyoming es el foco más antiguo de los Maestros Ascendidos en el planeta Tierra.

La belleza natural de las Montañas Teton, elevándose como lo hacen desde las verdes praderas que las rodean, inspira admiración y sobrecogimiento, aún para el turista más casual. Los chelas, conscientes del Templo de la Precipitación en los Tetons, conocen el poder espiritual pulsante que fluye a ellos, particularmente cuando se encuentran en la mismísima aura de los Tetons. Ahora, debido a la misericordia de la Ley Cósmica, esa aura se ha expandido a través de la esfera de influencia de cada chela, aún cuando sólo haya visitado el Templo de la Precipitación mediante el uso de la conciencia proyectada, o en su vehículo etérico mientras que el cuerpo físico duerme.

Aquí, dos veces al año, toda la Jerarquía Espiritual, junto con sus chelas conscientes en el mundo de la forma, se reúnen y presentan ante el Tribunal Kármico ciertas solicitudes de autoridad para ocuparse en actividades que beneficiarán a la raza humana, a sus guardianes angélicos y al Reino Elemental que sirve a ambos.

Nuestro guía nos conduce al interior del Retiro, mientras nos explica que mucho antes de que tenga lugar la presentación de las peticiones ante el Tribunal Kármico, los Jerarcas de los Retiros, los Mensajeros que vienen de otros sistemas, los representantes de los Reinos Angélico y Elemental - así como también muchos seres humanos no-ascendidos en sus cuerpos sutiles - son atraídos a este gran foco del Maestro Ascendido Lanto.

Al caminar por sus bellos salones, notamos que el Retiro está lleno de actividad. Vemos muchos seres angélicos, y Grandes Seres moverse de un lado a otro. Alcanzamos a ver a varios de estos Seres de Luz congregados en salas individuales de reunión, provistas especialmente para ellos. Notamos, con asombro, el alto grado de orden y eficiencia que conlleva una de las reuniones semestrales en el Retiro de las Montañas Rocallosas.

Nuestro guía nos conduce cerca de las siete Cámaras de Concilio, cada una con el color de uno de los Siete Rayos, las cuales están abiertas de par en par. Un diligente miembro de la Hermanadad de este Retiro descorre las cortinas livianas de malla dorada sobre las cuales están pintados el Arcángel y la Arcangelina de cada Rayo, al tiempo que otros Hermanos lo ayudan con las demás preparaciones.

Pasamos salones y más salones; algunos de ellos tienen fijados sobre la puerta un pergamino. Al preguntar a nuestro guía la razón de esto, nos contesta que cada invitado a la reunión semestral trae un pergamino, que contiene sus peticiones e ideas. El pergamino es entonces registrado por el Ángel del Registro y aprobado o desaprobado, de acuerdo con las direcciones de sus superiores. De ser aprobado, este pergamino es entonces fijado en la puerta de la sala de reunión a la cual su autor ha sido asignado.

Nos acercamos a los salones para leer algunas de las peticiones. Nuestro guía nos explica que si alguno de ellos estimula nuestro interés, seremos invitados a entrar al salón y el Jerarca (o su representante) nos dará una audiencia. Este Ser nos explicará con gran disposición los detalles adicionales del Plan Divino. Luego, podremos firmar nuestro nombre en el Pergamino, ofreciendo así nuestras energías desde el ámbito en que habitamos (el mundo físico), para ayudar a realizar el Plan Divino del año venidero.

"Todos los que de esta manera firmen serán citados por el Jerarca al momento de la presentación de la petición al Tribunal Kármico, y dicha persona entonces tendrá que estar dispuesta a aceptar la responsabilidad para ayudar a realizar este Plan" nos informa el guía.

Con gran reverencia, nos dirigimos a la Cámara Central, la cual es visible desde las siete antecámaras. En el centro, vemos el altar circular; en su base está pintada en un delicado friso, la vida épica del hombre sobre la Tierra. Una pantalla dorada baja que se eleva sobre la base ha permitido que los Hermanos y Hermanas del Ceremonial tejan allí la bella hiedra verde y el loto dorado de China, Birmania y otras partes del Hemisferio Oriental.

Sobre el altar en sí arde la Llama Concentrada de la Precipitación, una llama dorada que se eleva desde el centro con una base color verde chino brillante. Con Amor, tomamos nuestros puestos entre los Hermanos y Hermanos que adoran esta Llama y dirigimos nuestro Amor hacia Ella, y hacia los corazones y conciencias de todos los Maestros, Ángeles, Elementales y demás Seres de Luz, que tienen como su más preciado objetivo el Bien para la humanidad y la restauración del planeta Tierra a su estado Divino natural.

 

Bibliografía: Diario de “El Puente a la Libertad”, El Morya, vol. II. Páginas 26-28, 98-100, 114, 186-188.

Retiro del Royal Teton
 
  • w-facebook
  • w-googleplus
  • w-youtube

© Tribunal Kármico 2018. La Verdad contenida en esta página es para beneficio de la humanidad, divulga su contenido con discernimiento.